.........................................................

jueves, marzo 26, 2009

FRANCESES Y CÁNTABROS







Franceses...


.......................Peña Olvidada.

Desde la Torre Sin Nombre, se aprecia al fondo, la volumetría avasalladora del techo de La Liébana.

Desde Horcados Rojos, vemos gran parte de la crestería por dónde discurre Mariano Express.

http://cimbfred.blogspot.com/2009_02_17_archive.html

Nos referíamos hace poco a Peña Santa, con el calificativo de dolomítica, si existe otro frontón en los picos de Europa digno de esa definición es sin duda el que conforman el sistema de las Peñas Vieja y Olvidada.


Image Hosted by ImageShack.us

Agujas de Tajahierro. En primer término, La Ostaicoechea. Al fondo, la magnífica pared de Horcados Rojos.

Estas montañas son en realidad una unidad, aunque la separación entre sus dos cumbres principales a través de una prolongada crestería e incluso la percepción que el ser humano ha tenido de sus vertientes desde las diferentes coordenadas geográficas ha facilitado la nomenclatura de Peña Vieja, para la cima principal que se aprecia como una sola cumbre desde el este; visión espectacular es la que nos brinda desde la capital lebaniega, Potes, a través del collado de Cámara, y Peña Olvidada, para la magnífica muralla que desde los Hoyos de Lloroza fuerza los músculos del cuello del viajero, cuando éste, levanta la vista para apreciarla desde el sur.

Image Hosted by ImageShack.us

Aspecto del esquinazo Sur del "Submacizo". Destaca en el centro de la arista "La Punta Covadonga" (Ags. de Tajahierro)

Image Hosted by ImageShack.us
Imponente. Un sector de la muralla suroeste por dónde discurre, entre otras, "la Vía de Las Placas"

Si atendiéramos a su volumetría y a los accidentes geográficos que la encuadran casi podríamos tratar a la Peña Vieja como un submacizo dentro del Central, éstos son: el magnífico circo glacial de Fuente Dé, contrafuerte que cerrando el valle de Liébana se eleva novecientos metros hasta la misma base de la Peña y la Llomba del Toro, espléndido ejemplo de morrena, muestra de la orogenia que moldeó estas montañas y que se extiende a sus pies a lo largo de los pastos de Aliva.


Image Hosted by ImageShack.us
En el fondo del valle "La LLomba del Toro"

Como no podía ser menos, el conjunto de fracturas, espolones, muros y pilares que conforman la geología de la Peña ha llamado la atención de los montañeros y escaladores de todos los niveles a lo largo de los años, contando hoy en día con rutas de todas las dificultades en un número y calidad sólo comparable al Picu Urriellu o la Peña Santa , algunas, consideradas grandes clásicas. La cómoda afluencia a través del teleférico de Fuente Dé, instalado a finales de los años cincuenta, no ha hecho sino acentuar este fenómeno.

Image Hosted by ImageShack.us
La hermosa pared del Valdecoro desde las proximidades de Iguedri.






Podríamos, partiendo de la aldea de Espinama y a través de de los invernales de Igüedri, ascender hasta dar vista a la Peña Vieja, desde el refugio de Aliva y situándonos en su extremo oriental al comenzar a recorrer su base, apreciaríamos enseguida un marcado espolón enmarcado entre dos amplias canales, esta línea fue la elegida por los alpinistas franceses Forn y Trouve un dieciocho de Agosto del año 1967 para abrir el itinerario de escalada mas repetido e intentado, si exceptuamos la directa de los Martinez a la cara sur del Picu, de todos los Picos de Europa.



Image Hosted by ImageShack.us




Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us






Destacable es la circunstancia que dentro de las grandes aperturas de Picos, es de las pocas efectuadas por alpinistas ajenos a la zona, vini, vidi, vinci.






La historia del Espolón está desgraciadamente marcada por las tragedias, algunas de ellas con gran repercusión periodística, es la ruta de escalada de los Picos de Europa con más victimas a sus espaldas, la que ha padecido más accidentes e incidentes. En cierto modo lógico, si como antes comentábamos es la más buscada por los alpinistas, también a influido sin duda la comodidad del acercamiento, es, por otra parte, una ruta con gran prestigio invernal, cuando hace unos pocos años no se disponía de una predicción meteorológica tan atinada como la actual, su orientación, generaba un riesgo que había que correr, la propia pared ocultaba los cambios que desde el norte y el oeste los frentes invernales traen consigo y que debido a la proximidad de los Picos al mar se producen a veces en apenas unas horas, colocando a las cordadas en situaciones comprometidas y a veces, desgraciadamente, insolubles.




Es en Verano donde los incidentes son más numerosos, el hecho, incuestionable por cierto, de que la dificultad técnica de la ruta no es muy elevada, anima a muchas cordadas a realizarla sin valorar en su justa medida su longitud, de más de mil metros, para un desnivel de ochocientos, ni tampoco y en una vía larga ha de ser algo a tener muy en cuenta las posibilidades de pérdida que en la parte superior son grandes, máxime y es muy común en la época estival, cuando la zona se cierra en niebla, cosa que suele ocurrir a partir del mediodía. Afortunadamente la cómoda y fácil bajada por la vía normal, cuando está libre de nieve o hielo, ha mitigado en gran medida situaciones que de haber ocurrido con otro descenso más complejo, podrían haber disparado los finales trágicos.





Situados bajo la vertical del Espolón, existen varias variantes de entrada que nos permiten a través de unas placas alcanzar en dos o tres largos un marcado diedro a la izquierda del filo del mismo, en esta zona conviene prestar atención a las posibles caídas de piedras, sobre todo si hay cordadas que nos preceden o mejor aun, madrugar y entrar por delante. Superar el diedro en dos o tres largos ...





Primera tirada del Gran Diedro
.......hasta cazar una gran vira que en travesía hacia la derecha nos permite situarnos en el filo del espolón. Seguir por el eje del mismo.
Jose Antonio.
Esas tiradas son muy bonitas, diedros con algún pequeño techo y alguna fisura, ganando altura sobre las verdes praderías de Aliva, apenas nos separaremos de la línea del eje y cuando en alguna ocasión lo hagamos será con tendencia a la izquierda para volver a situarnos en el filo.






Image Hosted by ImageShack.us
"...ganando altura sobre las verdes praderías de Aliva."



El equipamiento de la ruta- actualmente se encuentra restaurada- suele cambiar, como en todas las grandes clásicas, pero normalmente encontraremos seguros que nos orientaran suficientemente. Esta zona intermedia concentra las mayores dificultades de la vía consistentes en algunos pasos de quinto grado no excesivamente mantenido.



Image Hosted by ImageShack.us





Quique(El pequeño Talibán)en el largo Clave... V/V+

Entre cuatro y seis largos de cuerda, depende como es natural de la longitud de los mismos. Nos situaran bajo una marcada placa. La placa de los veinte metros.


Image Hosted by ImageShack.us
Parte final de "La Placa de los Veinte Metros"





Superando esta nos hallaremos en un terreno muy fácil durante unos setenta m. hasta alcanzar dos gendarmes de roca algo descompuesta, los sortearemos por su derecha.


Image Hosted by ImageShack.us Eduardo



Image Hosted by ImageShack.us




Atravesando los Gendarmes (Las Agujas Rojas)
Image Hosted by ImageShack.us


Hasta llegar bajo un pequeño collado al pié de la pared roja, visible desde el acercamiento.

Una cordada entrenada debería llevar a estas alturas entre tres y cinco horas de escalada. Una vez llegados al collado comienza la segunda parte de la ascensión, muchas cordadas se desencuerdan y calzan las botas, desde este punto hay de nuevo varias variantes para alcanzar la crestería, desconociendo el terreno la más recomendable es una canal situada frente al collado, hacia el norte.









En azul, la canal... Mapa M. A. Adrados

Forma un bonito corredor en invierno, remontarla hasta su extinción, en una pequeña horcada, si tenemos buen día en ese lugar y mirando hacia el norte daremos vista al anfiteatro del Urriellu, lo que nos confirmará nuestra posición.



Image Hosted by ImageShack.us





Salir a la izquierda de la horcadina, oeste, remontando unas placas fáciles durante unos cuantos metros hasta dar con una brecha desde la cual ya observamos la gran crestería que desde la Peña Olvidada conduce a la Peña Vieja.



Image Hosted by ImageShack.us

Descender por una vira a la izquierda de la brecha, apenas diez metros, nos encontraremos con un vivac en otro pequeño collado, rebasarlo ahora a la derecha unos quince metros y trepar de nuevo hasta alcanzar la crestería definitiva.

Image Hosted by ImageShack.us
Gaspar



La escalada por este tramo de la arista es una de las más satisfactorias de los Picos de Europa.



Image Hosted by ImageShack.us

La vista que se ofrece a nuestros ojos abarca un abanico de paisajes y cumbres de inestimable belleza ,el pueblo de Sotres, el macizo Oriental, la cabecera del valle de Liébana y su capital Potes, el puerto de S. Glorio, continuando por las montañas del Alto Carrión, Peña Prieta, Espigüete, Curavacas, las del macizo occidental presididas por la Peña Santa y las propias del Central, Remoña, Salinas, Friero, Torre Blanca, Llambrión en un abanico de belleza pocas veces agrupada en el contexto de una sola ascensión, todo esto no ha de impedirnos continuar por la crestería buscando el terreno más lógico, hay hasta la cumbre un par de pequeños destrepes equipados para rapell, en seguida y a 2613 m. nos encontraremos en ella donde todavía la vertiente norte nos regalará mas placeres visuales a destacar las vistas sobre el Urriellu , la peña Castil o el mismo Torrecerredo.




Esta variante de salida nunca supera el tercer grado y para una cordada en buena forma el tiempo de realización ha de ser de entre una y dos horas. El tiempo total para la ascensión completa seria por tanto entre cinco y siete horas.




El material recomendado es el habitual para una clásica de esta envergadura, un buen juego de empotradotes y drizas para aumentar la protección si fuera necesario, estupendo si podemos encordarnos a sesenta metros. Es conveniente tener en cuenta a la hora de acopiar liquido para afrontar su escalada que en pleno verano el Espolón recibe una fuerte insolación.

Image Hosted by ImageShack.us


Una fuerte tormenta se abate sobre el macizo a mediados de agosto.




Atención durante los meses de julio y agosto, se producen con cierta frecuencia en la zona tormentas de evolución, algunas de gran intensidad con fuertes caídas térmicas, casi siempre tras el mediodía.














...Y Cántabros













A finales de los setenta una potente cordada Cántabra, compuesta por Marisa Torralbo, J. M. Albarellos, José Rubio y Angel Cianca dibujaron en el frontón suroeste de Peña Vieja, un excelente itinerario, Los Cántabros.









Recordar que Marisa junto con Merche Arnilla, se apuntaron en Julio del 79, la primera femenina al Pajaro Negro y pocos días después la Rabada/Navarro al Picu.








Esta pared de 400 m., se aprecia en toda su belleza cuando desde la Vueltona levantamos la vista al norte.





Arranque de la via. Abajo la Vueltona. A la izquierda, en rojo, entrada a la normal de Peña Olvidada.








En unos cincuenta minutos desde la Vueltona, ganar una canal característica y remontarla, algún paso aislado de tercero, hasta situarnos bajo un diedro algo roto. Arrancar a la izquierda del mismo y tras una pequeña travesía, un pitón un poco escondido, ascender rodeando un pequeño pilar hasta la primera reunión. (Tramos de cuarcita).










Este largo es un poco "rarete" y algo expuesto.





Primer largo. Flanqueo En este tramo, no se puede meter gran cosa.





Cuarto largo








Desde la primera reunión en adelante, seguir a remontar un primer techo-antes A1- y continuar por un evidente sistema de fisuras y diedros, bastante sostenidos y de una singular belleza, hasta alcanzar la gran terraza central.







..........................En la terraza central.







...................... Santi, en la cuarta reunión.










A lo largo de este terreno encontraremos algunos pitones en los pasos clave. Con empotradores y friends se puede reforzar con relativa facilidad el resto de los pasos a nuestra conveniencia. De la terraza central disponemos de dos opciones para alcanzar la cumbre en un par de largos, en ambos casos, decrece la dificultad respecto a los muros centrales de la pared.

La verdad, es muy divertido y de agradecer que la última reunión se efectue sobre la misma cumbre de Peña Vieja.






Es una gran clásica, no muy repetida y excelente para trabajar esos terrenos alpinos un poco abandonados estos últimos años. En el croquis, marco los largos tal como los tiro, a sesenta metros. No es necesario, existen o se pueden improvisar, relevos intermedios.







Estos dos itinerarios de manera independiente de su belleza y de la historia que los adorna, nos permiten hacernos una idea bastante clara de la orografía de este sector apasionante de Los Picos de Europa.









............Alfredo Íñiguez... 2009














Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger Javi Villarejo ha dicho...

Hola Fredo, que tal?
Coincidímos mi mujer y yo contigo, en el refugio de Meicín el domingo 21 de Junio y ojeé un poco tu blog, solo ojeé, pues hay lectura pa ratu pero hay temas interesantes ya iré leyendo.
Las fotos son cojonudas. Me sorprendio una foto en concreto, es casi igual que una mia que hice hace tiempo.
Te envio el enlace pa que la veas: http://www.flickr.com/photos/franreivaj1/311464147/
De paso te invito a visitar mi blog:
http://trasterodelviajero.blogspot.com/

Un saludo.

6:51 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal