.........................................................

miércoles, marzo 18, 2009

¡QUE VERDE ERA MI PARQUE!





.................................Valdeón



.......Al fondo, abajo y a la izquierda se aprecia la imagen de un gnonmo de los Picos

Érase una vez un país de pandereta. Una nación, que a lo largo de su devenir, desde los primeros asentamientos antes de la historia, supo, como pocas, arrebatar el corazón de sus hijos; las más, para partírselo en mil pedazos.

Las tres comunidades que conforman el Parque Nacional de los Picos de Europa disgregan ahora al mismo, nombrando un abrazafarolas como director de la estafa para cada territorio. Y así, repartimos el pastel.

Una sentencia del Tribunal Constitucional del año dos mil cuatro alteraba las normativas anteriores :

http://www.elmundo.es/documentos/2004/11/15/sentencia_parquesnacionales.pdf

Otras sentencias y normas allanaron el camino:

http://reddeparquesnacionales.mma.es/parques/org_auto/informacion_general/gestion.htm

Meses antes, el Ministerio para Las Administraciones Públicas, instaba a su homólogo de Medio Ambiente a la cesión de la competencia exclusiva en la gestión de los Parques Nacionales a los Reinos de Taifas.



El modelo anterior, desarrollado íntegramente durante el último periodo democrático y constitucional, hacía al estado garante de esos extraordinarios ecosistemas. En absoluto negaba a las comunidades y a los ayuntamientos, como en el caso de los Picos de Europa, su participación en la administración de los Parques, de hecho, el modelo español hasta entonces, estaba reconocido mundialmente como brillante. La razón objetiva es evidente: el poseer un mecanismo de protección global, incluso filosófico, en el funcionamiento de estos espacios. Estos criterios impedían o atenuaban suficientemente los leoninos intereses políticos y territoriales sobre las áreas a defender.

En 1886, El Parque con mayúsculas,Yellowstone, fue intervenido por el ejército de los Estados Unidos tras los abusos e irregularidades cometidas en su espacio.
Años después Un hombre brillante y adelantado a su tiempo Stephen Tyng Mather acudió al gobierno federal en busca de una solución al problema.
El Secretario del Interior Franklin K. Lane le encomendó la creación de un nuevo organismo, el Servicio de Parques Nacionales, para la gestión de todos los parques nacionales y algunos monumentos nacionales.
Mather tuvo éxito con la ratificación del Servicio de Parques Nacionales mediante Ley Orgánica (Organic Act) fechada en 1916. Poco a poco y hasta nuestros días, a la agencia estatal se le dio autoridad sobre otras áreas protegidas, muchas de ellas con distintas denominaciones -En nuestro país podrían equipararse a nuestros parques naturales y reservas biológicas- a medida que el Congreso USA las creó.

A nadie se le escapa la condición federal de la estructura política del imperio, creo sobra otro comentario, sólo un apunte: Yellowstone se enclava en territorios de Wyoming, Ydaho y Montana.

Otro tanto ocurre con nuestros vecinos del norte:

http://www.parc-guyane.gf/documents_pdf/brochurepnf_espagnol.pdf



Lo más triste del tema es que el documento anterior fechado en el año 2006, no deja de ser una copia adaptada de nuestra propia normativa hasta la fecha de la aciaga sentencia, (Los gabachos, como siempre, ficharon a Picasso) que reduce a la mínima expresión posible la participación del Estado Español en el control de los Parques Nacionales, reservándole únicamente un papel residual, como la posibilidad de establecer criterios orientadores, pero ninguna competencia en las decisiones directas sobre la gestión de los parques y ninguna capacidad para obligar a su cumplimiento, dejando el campo libre a las presiones que las habrá, y tremendas de los “agentes locales” ...


Los Picos de Europa están de luto, y si no, al tiempo.





Aunque los gnomos se levanten en armas.


...............Alfredo Íñiguez.....Marzo...2009






0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal